Álvaro Méndez y su copiloto David Enríquez participaron el pasado fin de semana en el Rallysprint Minero Villa de Fabero, en Castilla y León, con una nueva montura. En esta ocasión el equipo Méndez Competición eligió un Citroën Saxo VTS que hasta ahora pertenecía a Adrián Gil para tomar la salida en la prueba leonesa. La pareja consiguió el décimo puesto de la general y la victoria en el Grupo 2, aunque sólo fueron “a disfrutar de la carrera”.

Fuente: Faro de Vigo